FANDOM


Este artículo fue sacado de Bleach Wiki y/o adaptado con algunas modificaciones a este Wiki.

Los Shinigami (死神, Segador de Almas o también Dios de la Muerte) son una raza de seres espirituales encargados de mantener el equilibrio en el flujo de almas en el mundo. Poseen altos niveles de energía espiritual, que son capaces de manejar y canalizar de forma innata, y por ello son reclutados desde su juventud (en la mayoría de los casos) sean habitantes del Rukongai o miembros de la nobleza del Seireitei. Como todos los entes espirituales, los Shinigamis no pueden ser detectados por los seres humanos normales. Generalmente, usan las Zanpakutō, espadas de poderes sobrenaturales que son la manifestación del alma del propio Shinigami, para poder enviar a los Plus es a la Sociedad de Almas y combatir a sus más acérrimos enemigos, los Hollows.

Visión general Editar

Los cuerpos de los Shinigamis, por tratarse de seres de naturaleza espiritual, están formados por reishi (partículas espirituales) en lugar de átomos. Esto significa que, al igual que el resto de espíritus, sólo pueden ser vistos por otras entidades capaces de sentir el Reiatsu (energia espiritual) lo que excluye a la inmesa mayoria de los humanos. Aun así, los Shinigamis son capaces de influir bastante a su alrededor, y aunque no puedan ser vistos ni oídos, sí son percibidos los rastros de sus encarnicadas luchas.

Los Shinigamis son la personificación de la muerte. Su trabajo es localizar y enviar los espíritus de los muertos (llamados Plus ) a la Sociedad de Almas para poder mantener el balance de habitantes entre este mundo y el de los vivos, así como combatir a los Hollow , espíritus malignos que devoran a los Pluses. Para poder realizar ambas tareas los Shinigamis cuentan con un arma especial, generalmente con la forma de una katana, denominada Zanpakutō, si bien es cierto que no todos los Shinigamis la suelen llevar consigo. Adicionalmente, son capaces de realizar poderosos hechizos de muy distinta naturaleza, englobados como Kidō, o moverse a altas velocidades usando Shunpo, aumentando así su desenvoltura en un combate.

Pese a tratarse de almas, los Shinigamis pueden ser heridos y morir de la misma forma que los humanos comunes, aunque para ello necesiten heridas mucho más graves que las que jamás podría recibir un ser vivo. Además, por ser capaces de consumir energía espiritual, los Shinigamis son almas capaces de sentir además de sed (común a todas las almas) también hambre, por lo que necesitan comer para recuperar sus fuerzas.

El centro de operaciones de los Shinigamis se encuentra en la Sociedad de Almas, el mundo donde viven todas las almas humanas. Los viajes entre este lugar y el mundo de los vivos están extremadamente limitados y vigilados, pero algunos Shinigamis están distribuidos en el mundo de los vivos para poder llevar a cabo sus labores durante cierto tiempo. No obstante, es un crimen severamente castigado el hecho de que un Shinigami se quede en el mundo de los vivos más de un tiempo límite establecido, decidiendo vivir una segunda vida, por lo que su seguimiento suele ser bastante exhaustivo. Por los comentarios de algunos personajes, se desprende que los Shinigamis reciben un sueldo en metálico por su trabajo.

En la actualidad, no todos los Shinigamis parecen depender de la Sociedad de Almas. A la existencia de los Shinigamis traidores, que han dirigido sus objetivos a combatir precisamente a la propia Sociedad de Almas, se le debe añadir la presencia de otros que viven en el mundo de los vivos tras haber sido exiliados o haber abandonado la Sociedad de Almas. Igualmente, existen unos pocos Shinigamis cuyo paradero no es conocido por la mayoría de los personajes que han adquirido poderes de Hollow y se han convertido en unos seres híbridos llamados Vizard, más poderosos que los Shinigamis comunes, y que sólo parecen ser leales a sí mismos.

Apariencia Editar

Sin título-1

Apariencia de un Shinigami normal de rango teniente o menor

El aspecto de la mayoría de los Shinigamis es igual al de los humanos, siendo la diferencia más clara sus atuendos algo pasados de moda y, dependiendo del caso, su anticuada forma de hablar. También muestran algunos de ellos colores de pelo o de ojos que no existen entre los humanos normales, pero que no parecen llamar la atención entre el resto de Shinigamis. Aunque a un ritmo mucho más lento que el de los humanos o el de almas habitantes del Rukongai, los Shinigamis también son susceptibles de envejecer con los años. Sin embargo, algunos de ellos poseen una apariencia menos humana. De hecho, el tamaño del cuerpo de los Shinigamis varía mucho más que el de los humanos, existiendo algunos de ellos que son verdaderos gigantes (como por ejemplo los cuatro encargados de custodiar los accesos al Seireitei) y otros de muy corta estatura que sin embargo se desenvuelven de la misma forma que el resto en el campo de batalla.

Entrenamiento Editar

Para llegar a ser Shinigami, un requisito imprescindible es poseer ciertos niveles de poder espiritual que no se pueden desarrollar de forma alguna si no se tiene cierta predisposición innata a ellos. El camino por el que pasan casi todos los Shinigamis es por un aprendizaje en la Academia Shinō, una escuela de seis cursos en las que se enseña a los estudiantes a manejar su energía espiritual apropiadamente, luchar contra los Hollows, rudimentos de Kidō y cómo llevar a cabo un Entierro/Funeral del Alma (proceso por el que se envía un Plus a la Sociedad de Almas). Aunque la fecha exacta de su fundación no ha sido especificada, se sabe que el creador de la Academia fue Shigekuni Yamamoto-Genryūsai.

No obstante, no todos los Shinigamis tienen por qué pasar por la Academia para ser admitidos en el Gotei 13 o en cualquiera de las otras organizaciones militares del Seireitei. Los Shinigami pertenecientes a la alta nobleza son automáticamente ingresados en una división, mientras que los personajes con una innegable fuerza y destreza en el combate pueden ser admitidos también sin necesidad de haber pasado previamente por el aprendizaje de seis años en la Academia.

Combate Editar

La purificación de los Hollows es una tarea muy peligrosa, ya que la mayoría de estos seres malignos no son simples monstruos sin mente y sedientos de devorar más y más almas, sean Pluses, humanos aún vivos o Shinigamis. Los Hollows que poseen cierta consciencia humana e inteligencia son incluso más peligrosos, llegando a ser unos adversarios temibles para la mayor parte de los Shinigamis por mostrar diferentes tretas y poderes especiales con los que evitan ser derrotados y poder capturar a tan suculentas presas. Teniendo estos hechos en consideración, los Shinigamis han debido de superar exhaustivos entrenamientos para derrotar a los Hollows y protegerse tanto a sí mismos como, aún con mayor prioridad, al resto de las almas de ser devorados.

Los Shinigamis tienen cuatro disciplinas básicas empleadas en el combate, todas las cuales requieren de un uso controlado y exhaustivo de distintas cantidades de energía espiritual.

Agilidad Editar

Artículo principal: Hohō


El Hohō (agilidad), no está tan desarrollado como otros campos en el combate de un Shinigami común. La técnica más empleada en esta disciplina, prácticamente la única, es el Shunpo, un movimiento más rápido del que el ojo humano puede detectar, y la mayor parte de los Shinigamis son capaces de desarrollarlo hasta cierto grado. Otra habilidad es aquélla por la cual los Shinigamis pueden caminar en el aire usando su poder espiritual al recolectar y solidificar partículas espirituales bajo sus pies.

Combate cuerpo a cuerpo Editar

Artículo principal: Hakuda


También llamado Hakuda, el combate cuerpo a cuerpo es una disciplina básica en la formación de todo Shinigami, pero no suele ser muy empleado en las luchas en la inmensa mayoría de las ocasiones, siendo sustituido por el uso de hechizos Kidō o de la Zanpakutō. Sólo parecen sobresalir en este campo en concreto las Fuerzas Especiales, desarrollando formas de combate casi exclusivamente basadas en el cuerpo a cuerpo, sin embargo, Yoruichi Shihōin creó una técnica llamada Shunkō combinando rudimentos de Kidō con el Hakuda.

Kidō Editar

Artículo principal: Kidō


También conocido como Artes Demoníacas el Kidō es un gran grupo de hechizos realizados por los Shinigami. Sus propósitos son muy variados, desde curar hasta atacar a un enemigo, pasando por poder comunicarse a distancia, localizar a un objetivo o inmovilizarlo. Sin contar con el Kidō curativo, la mayoría de los hechizos se distribuye en dos grandes grupos, los Hechizos de Destrucción o Hadō y los Hechizos de Atadura o Bakudō, cada uno de ellos con un número, un nombre y un encantamiento diferentes. Estos Kidō son desarrollados a partir de la invocación de un encantamiento seguido del número del hechizo, que causa el efecto deseado una vez pronunciado el nombre del hechizo. Versiones menos poderosas del Kidō pueden realizarse sin necesidad del encantamiento, e incluso se pueden realizar más de un hechizo a la vez, mediante la intercalación de los distintos sortilegios.

Zanjutsu Editar

Artículo principal: Zanjutsu


El Zanjutsu (Técnica de Espadas) es de lejos la forma más empleada en el combate por los Shinigamis, dado que las Zanpakutō parecen ser el método más efectivo de despachar a cualquier oponente. Dependiendo de la habilidad del Shinigami de comunicarse y controlar al espíritu de su Zanpakutō, ésta puede manifestarse en dos formas adicionales a partir de su estado común (estado sellado). Estas dos formas, conocidas como shikai y bankai, son una serie de "evoluciones" de la Zanpakutō, que presentan poderes nuevos alejados y muy superiores a los que ofrecería su uso como una simple espada, de una gran efectividad en el campo de batalla.

Artefactos Editar

Para cumplir sus misiones, en particular aquellas que no son simplemente destruir a un Hollow, los Shinigamis cuentan con ciertos objetos especiales para ayudarlos en sus deberes, todos ellos desarrollados por el Departamento de Investigación y Desarrollo de la Sociedad de Almas, a cargo de la 12ª División del Gotei 13. Además, debe destacarse el hecho de que todos los Capitanes y Subcapitanes Shinigami ven reducida su energía y sus poderes un 80 % al entrar al mundo de los vivos para evitar causar daños innecesarios. En el caso de desearse liberar toda la magnitud de sus poderes, los Shinigamis deberán solicitar a la Sociedad de Almas la retirada de la llamada restricción del límite.

Almas artificiales Editar

Las almas artificiales (義魂丸, gikongan) son almas diseñadas por los Shinigamis para permitir la separación del espíritu de un Shinigami del gigai (ver más abajo) que ocupe. Para evitar que cunda el pánico entre la población al ver un cuerpo vacío, aparentemente muerto, y la posible pérdida de un valioso gigai, el soporte material pasa a ser ocupado por un alma que sustituye a la del Shinigami en sus actividades humanas, sin despertar la mínima sospecha entre los humanos. Las almas artificiales suelen ser llamadas también Soul Candy, debido a que la Asociación de Mujeres Shinigamis pensó que era un nombre mucho más bonito que gikongan.

Una variedad especial de las almas artificiales son las almas modificadas (改造魂魄, kaizō konpaku), diseñadas con poderes sobrehumanos para poder combatir a los Hollows.

Gigai Editar

Artículo principal: Gigai


Un Gigai (義骸) es un cuerpo artificial que permite a los Shinigamis quedarse en el mundo de los vivos durante un periodo de tiempo más largo, debido a haber perdido sus poderes, haber sido heridos o cumplir misiones más largas. Los gigai permiten a los Shinigamis interactuar con los humanos, pareciendo seres vivos normales y corrientes, mientras van recuperando lentamente sus poderes espirituales.

Mariposa Infernal Editar

Artículo principal: Jigokuchō


Las Mariposas Infernales (地獄蝶, jigokuchō) son mariposas totalmente negras que sirven para distintos propósitos. Son las encargadas de guiar a los Shinigamis a través del Senkaimon, durante su viaje entre la Sociedad de Almas y el mundo de los vivos, evitándoles el problema de recorrer el dangai. Igualmente, las Mariposas Infernales son utilizadas como mensajeros entre los Shinigamis, llevando muy a menudo distintas órdenes. Igual que los propios Shinigamis, las mariposas son seres espirituales, visibles sólo cuando se posee cierto poder espiritual.

Reemplazo de la memoria Editar

En algunos casos un humano con cierto poder espiritual puede ver a un Shinigami purificando a un Hollow o afectando los alrededores de una forma significante. Para mantener el incidente como un secreto, el Shinigami debe efectuar sobre el humano un reemplazo de la memoria con un objeto llamado kikanshinki (記換神機), similar en aspecto a un mechero. Al ser activado, la cabeza de un pájaro sale disparada y produce una pequeña nube de humo. Los humanos sobre los que se ha usado pierden la consciencia y cuando se despiertan, un tiempo después, lo hacen con una memoria totalmente nueva en la que el evento que han vivido ha sido achacado a razones muy diversas, y al parecer generadas de forma aleatoria (siendo algunas de estas "excusas" a veces más difíciles de creer que la propia existencia de los Shinigamis).

Símbolo de la calavera Editar

Aunque no tiene un nombre oficial, parece ser una herramienta muy útil para las misiones de los Shinigamis en el mundo de los vivos el llevar objetos con el símbolo de una calavera. Básicamente, fuerza al espíritu que habita un cuerpo humano o un gigai a abandonarlo.

Teléfono móvil del alma Editar

Artículo principal: Denreishinki


También llamado como Denreishinki es una herramienta vital para cualquier Shinigami destacado en el mundo de los vivos es una variación de un teléfono móvil que actúa como nexo con la Sociedad de Almas. Recibe la información necesaria sobre el momento y la localización donde se va a producir el ataque de un Hollow vía GPS, e igualmente registra las victorias alcanzadas sobre sus enemigos del Shinigami, pudiendo ser utilizado como prueba testimonial para cobrar una recompensa.

Shinigami sustituto Editar

Un Shinigami sustituto es una persona que ha llegado a ser Shinigami por recibir los poderes traspasados por otro Shinigami, o ha seguido un proceso más arduo y arriesgado para ser transformado en uno de ellos. Cuando un Shinigami decide transferir sus poderes a otro ser debe atravesar con su Zanpakutō el pecho del objetivo, aunque debe enfrentarse a un porcentaje de éxito bastante bajo. En caso de conseguirlo, lo normal será que la persona reciba sólo la mitad de los poderes del Shinigami original, y de forma temporal.

El otro método de llegar a ser un Shinigami es incluso más peligroso, y sólo accesible para las personas con un poder espiritual bastante por encima de la media. En el primer paso, el alma debe ser forzada a abandonar su cuerpo, mediante la ruptura de la Cadena del Destino (esto es, de hecho, matar a la persona que debe convertirse en Shinigami). Seguidamente, el objetivo debe acostumbrarse a controlar su cuerpo espiritual, para finalmente ser expuesto a una situación límite de la que sólo pueda escapar empleando su energía espiritual. Para lograr algo así, aquel que desee ser Shinigami debe comunicarse con el espíritu de su Zanpakutō, que ha permanecido dormido en las profundidades de su almas hasta ese momento, y encontrar su propio Lazo Espiritual. En caso de no tener éxito en este proceso, la persona acabará convirtiéndose a pasos agigantados en un Hollow, pero si lo consigue llegará a ser un Shinigami y desarrollar, a un mismo tiempo el shikai de su Zanpakutō.

CuriosidadesEditar

  • Segun se ha explicado, los Shinigamis eran llamados al inicio los "Equilibradores" ya que mantenian el equilibrio de las almas entre el Mundo Humano y la Sociedad de Almas.

Véase también Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.